El Almario: Memorias de Irma Leticia [Santos Arzú Quioto]

¨El Almario: Memorias de Irma Leticia fue presentado en 1998 en el museo de la República y fue la primera instalación en participar en la Antología de Artes Plásticas de Honduras. El Almario fue una lectura personal de un episodio de las memorias de mi amiga, escritora, crítica e historiadora Irma Leticia de Oyuela. Es una obra intimista donde se utilizan códigos personales aludiendo a mi propia historia y retomo el dibujo explícito “abandonado” (dibujo de bisabuelo, libros, velas, quinqué) y fue una recreación de episodios de infancia que fueron llevados a una instalación densa creada con una serie de lienzos dispuestos de tal forma que resultó una suerte de casa abandonada que escarba el subconsciente. Es el encuentro del adulto con su pasado que de repente decide regresar emocionado pero a la vez con temor y expectante al hogar deshabitado después que han transcurrido varias décadas y muerto la mayoría de sus habitantes. Retorna al barrio de su niñez, rompe el candado y penetra en la casa ahora polvosa en ruinas donde tantas veces río, jugó, lloró, estudió y saltó, recordando y añorando los relatos fabulosos de la abuela instalada en su hermosa mecedora de caoba y la máquina “singer” empotrada en la esquina. Las flores mustias están aún colocadas en el nicho de San Martín de Porres. Los libros apilados y carcomidos son testigos mudos en espera de ser abiertos nuevamente. Así pues, llama, grita, invoca a esos seres queridos esperando respuesta, en vano. La única respuesta es el eco lúgubre que no hace más que enfatizar el silencio. Es en este recinto donde a pesar del paso del tiempo, y luchando contra el abandono mismo la persona todavía puede reconocer y reconocerse en esos rincones aún maravillosos que adquieren una dimensión especial y descomunal para la propia historia. Esta obra, “El Almario” es una de mis favoritas y aunque está fuertemente enraizada con los proyectos anteriores tanto por la temática –memoria individual- como por la resolución formal –instalación- y técnica mixta-collage- ; la considero como el aterrizaje de instalaciones basadas en la “Casa” como figura de la persona. A esta altura se ha tildado mi obra de “abstracta”, sin embargo este proyecto fue una verdadera “regresión” a mis trabajo hiperrealistas, esta instalación fue un ”trompe l’oeil” donde sintetizaba espacio, dibujo, collage, cortinajes, elementos de uso cotidiano. ¿Fue pintura ambientada? ¿Cuál fue su verdadero soporte? ¿Qué privó más: la técnica o el concepto? ¿La pintura o el espacio?, la verdad es que hasta ahora lo planteo, y tampoco estoy muy interesado en resolverlo, porque, de hecho, no considero que sea algo prioritario o que vaya en beneficio o desmedro de la obra.¨

Santos Arzú Quioto

 

Instalación

Museo de la República

Tegucigalpa, Honduras

1998

P.D. [Entre la Alfombra y el Atrapasueños: Santos Arzú Quito at TEDxTegucigalpa]

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.